BISAGRAS DE LIBRO

Son de las más usadas en bricolaje por su sencillez y funcionalidad. Existen multitud de tipos de bisagras de libro (rústicas, de latón, cincadas, etc) y en infinidad de tamaños, pero todas se basan en lo mismo, dos hojas que se abren (como un libro) y que pueden atornillarse a los cantos o a los laterales de los tableros a unir, según el tipo de bisagra y según queramos como sea la apertura.

 

BISAGRA RAMAL

El montaje es muy sencillo y puede hacerse por los cantos, por el lateral  y el canto, o por los laterales (con una bisagra ramal como la tercera de arriba) atornillando directamente. La siguiente figura explica el montaje por canto y lateral:

 

BISAGRAS DE PIANO

Son como las de libro pero de muy larga longitud. De esta forma se convierten en unas bisagras muy fuertes ya que están sujetas por multitud de tornillos. Pueden cortarse a la medida con unas tijeras de cortar chapa o con una sierra de metal. Su nombre viene de su utilización en tapas de las teclas de los pianos.

 

BISAGRAS DESMONTABLES

Son unas bisagras que sirven en aplicaciones en las que deseemos desmontar la unión sin quitar los tornillos. Tienen un pasador que al quitarlo desmonta la bisagra. Se pueden desmontar y montar cuantas veces queramos.

 

BISAGRAS DE PERNIO O PERNIOS

Con el nombre de pernios se conocen las bisagras de puertas y ventanas. Son algo difíciles de poner para un aficionado ya que se debe hacer un cajeado previo donde encajen las pletinas del marco y del canto de la puerta. El cajeado puede hacerse manualmente con formón o con una fresadora para pernios. También se podría hacer con una fresadora normal utilizando los accesorios específicos.

También existen bisagras de pernio para puertas pequeñas (muebles, etc). El sistema difiere del anterior, y tienen dos tornillos de rosca madera o rosca métrica para atornillarlos por el canto. En el caso de rosca métrica habrá que instalar primero una tuerca de empotrar.

 

BISAGRAS DE DOBLE ACCIÓN

Son unas bisagras que se utilizan en puertas en las que queramos una doble apertura. Son muy utilizadas en las puertas de cocina de los restaurantes. Abren libremente la puerta en las dos direcciones y la puerta siempre vuelve a su sitio (se cierra sola). Su instalación es muy sencilla, ya que solo hay que atornillarlas al cerco y al canto de la puerta.

 

BISAGRAS OCULTAS O INVISIBLES

Se utilizan cuando queremos que dos tableros abran como si fueran las hojas de un libro. Tienen dos cilindros estriados que se empotran en los cantos de los tableros, haciendo previamente taladros del diámetro adecuado al diámetro de dichos cilindros.

 

BISAGRAS DE CAZOLETA

Son de las más utilizadas en todo tipo de muebles y sobre todo en muebles de cocina. Son invisibles desde fuera del mueble, cierran solas a partir de un cierto ángulo, son desmontables y suelen ser regulables. Como inconveniente tienen la relativa dificultad de su montaje. Constan de dos partes principales, la cazoleta con la bisagra propiamente dicha y el soporte para el lateral del mueble. La cazoleta sirve para guardar el resorte cuando la bisagra está cerrada.

Existen principalmente tres tipos de bisagras de cazoleta:

1.- BISAGRA  RECTA. Es la que hay que utilizar cuando la puerta es exterior al lateral del mueble.

2.- BISAGRA ACODADA. Se utiliza cuando la puerta es intermedia respecto al lateral.

3.- BISAGRA SUPER ACODADA. Se utiliza cuando la puerta es interior.

 

BISAGRAS PARA VIDRIO

Constan de una U metálica que abraza el vidrio y tiene un pivote sobre el que gira el gira el mismo. La U tiene unos tornillos (con punta plástica) que presionan fuertemente el vidrio para que no se salga. Para la instalación se hace un agujero en la base del mueble en donde encajaremos el casquillo (incluido con la bisagra) a presión, y en el cual se introduce el pivote de la bisagra que hace de eje de giro.

 

BISAGRAS ESPECIALES

Existen multitud de bisagras especiales (para muebles rinconeros,  pivotantes para escritorio, para muebles de estilo, etc) que pueden ser muy difíciles de encontrar para un particular, ya que no tienen prácticamente venta y por tanto, nadie las trabaja. Solo las adquieren fabricantes de muebles directamente al fabricante o almacenista de herrajes, incluso puede que se las fabriquen en exclusiva y con patente.

 

*Fuente: Bricotodo