El acero inoxidable es el resultado de una aleación de distintos metales con una elevada resistencia a la corrosión, sin embargo, esto no lo exime de requerir un mantenimiento adecuado.

En condiciones ambientales muy agresivas el acero inoxidable puede mancharse o picarse permanentemente, las recomendaciones básicas para darle mantenimiento a este tipo de herrajes son:

  • Nunca aplicar detergentes, pulidores o químicos disolventes
  • Mantenga los herrajes limpios de polvo, hazlo usando trapos limpios y secos. En lugares de playa el polvo contiene elementos salinos, que combinado con la humedad del clima provoca corrosión.
  • No apliques cintas adhesivas o productos con pegamento pues afectaría el acabado lacado
  • Instala el herraje una vez que el mueble esté terminado, a fin de evitar el contacto con químicos o productos que puedan dañarlo.


*Fuente: JAKO